Oido

Oido está en costa oeste de Corea del Sur, cerca del aeropuerto de Incheon y a una hora y media de Seúl en metro. La costa oeste de Corea del Sur se caracteriza porque no es una costa con playas donde uno pueda bañarse. En lugar de playas, las costas se están formadas por lodazales.

A Oido se puede llegar en metro por la línea 4 (última parada). Saliendo de la estación de metro (sólo tiene una salida), hay que coger el autobús 30-2 (la parada está antes de cruzar la calle) y bajarse al llegar al faro rojo. Es más o menos una hora de metro y 20 minutos de autobús, pero ciertamente vale la pena.

Y, ¿qué hay en Oido para que haya tantos restaurantes? Pues ostras. Muchas ostras de todos los tipos y tamaños.

DSC_4919
Jiwon y el cielo blanquecino del que os hablaba en el post anerior.

DSC_4922
Éste es el aspecto de la costa. Lo que hay entre los barcos es lodo, que cuando sube la marea es cubierto por el agua que permite que los barcos puedan salir.

DSC_4923
Cerca de la playa estaban estas ayummas vendiendo pescado que me recordaban a las ayummas del mercado de Jagalchi de Busan.

DSC_4932
Otra foto del aspecto de la playa.

DSC_4937
Cerca de la costa está todo plagado de restaurantes de ostras. Y es que todo el mundo que va a Oido, va a comer ostras, jeje

DSC_4949
Cocinando las susodichas ostras.

DSC_4949
Más ostras…

DSC_4950
Y más…

DSC_4951
Y más…

DSC_4947
Y más…

4 Replies to “Oido”

  1. Saludos, tocayo! hacía mucho tiempo que no me daba una vuelta por el blog, se nota que has estado teniendo bastantes viajes y experiencias nuevas… qué buenas se ven esas ostras, con lo que cuesta comerlas x estos lados… y qué rara esa playa lodosa, o debo ser yo que estoy muy acostumbrado a la típica playa arenosa de postal, pero bueno, hay de todo en este mundo no?
    Cuidate mucho! Un abrazo desde Santa Cruz, Bolivia!

  2. Anda, que no sabía que seguías manteniendo el blog…¿que tal majete? Finalmente te quedas por las coreas del mundo…que buena pinta todo por cierto

    Si pasais por pekín teneis guía y casa

    Mil besotes Pekineses

Comments are closed.