Viaje a Beijing

Como os habéis podido dar cuenta, últimamente no tengo mucho tiempo de actualizar este blog que como tantos otros se está convirtiendo inevitablemente en una mera bitácora de viajes.

Pues para no variar, os dejo unas fotillos de mi último viaje a Pekín con Alex y la promesa de volver a contaros historias de Seúl en cuanto vuelva a conocer lo que es tener tiempo libre (trabajo, examenes de coreano, entrevistas de trabajo, etc. me han tenido bastante ocupado este tiempo).

DSC_3462
La primera foto curiosa del viaje. Dos trabajadores se turnaban para llevarse en carrito el uno al otro… en medio de una vía de cuatro carriles.

DSC_3483
En la entrada del Templo de los Lamas.

DSC_3492
Con Alex, mi compañero de viaje.

DSC_3588
En Tiananmen, sin duda uno de los lugares más emblemáticos de Pekín, donde en 1989 tuvo lugar la famosa revolución contra la dictadura comunista china (para quien quiera saber más: vídeo 1, vídeo 2).

DSC_3672
Otra vista de Tiannanmen, desde arriba.

DSC_3702
En el mercado de la seda (donde más que seda, lo que se venden son imitaciones de todo tipo) con dos chinitas a las que les compré unas Adidas falsas por 60 yuanes (7 euros). Creo que me tangaron, pero eran tan majas…

DSC_3533
Una peluquería en medio de la calle?

DSC_3689
Si Mao levantara la cabeza…

DSC_3720
Por supuesto, no faltó la visita a la Muralla China.

DSC_3799
Uno de las aficiones de los chinos es la escritura artística de caracteres chinos. En el inmeso Palacio de Verano, esta mujer se pasó la mañana escribiendo con ése bastón que metía en un cubo con agua. Evidentemente, al cabo de unos minutos los caracteres iban desapareciendo.

DSC_3854
Al parecer, ésta es otra afición de los chinos, no sé cómo llamar eso.

DSC_3880
Justo antes de salir de vuelta al aeropuerto, la foto obligada con “El Nido”, donde Usain Bolt nos hizo vibrar a todos los aficionados al deporte.

Por supuesto, no me puedo ir sin dar las gracias a mi amigo y compañero de beca Peque, un tío grande donde los haya que encargó de buscarnos alojamiento y enseñarnos la noche pequinesa, y mi amiga y “madre coreana” Ga-Young, que hizo un hueco en su apretada agenda de estudiante para pasar un rato con nosostros. ¡Espero que nos volvamos a ver pronto! 🙂

Viaje a Mongolia (desde Pekín)

Día 1: Llegada a Pekín y autobús a Erenhot (frontera con Mongolia)

Llegamos a Pekín por la mañana. En el aeropuerto nos estaba esperando Ga-Young, que nos llevó a la estación de autobuses para comprar los tickets a Erenhot, la frontera con Mongolia. Después de comprar los tickets, teníamos unas cuatro horas para ver Pekín, así que nos fuimos para Tiananmen, echamos unas fotillos, almorzamos un Pato Pekinés y vuelta a la estación de autobuses.

P1090896
¡En China! 😀

IMG_ 023
En Tiananmen Square, de izquierda a derecha, Ga-Young, Jairo, yo, y Pablo.

IMG_ 050
En el autobús a Erenhot.

Day 2: Cruce de la frontera con Mongolia y cogiendo el tren nocturno

El día siguiente por la mañana, llegamos a Erenhot, la última ciudad china antes de cruzar la frontera. Cuando nos bajamos del autobús, nos asaltaron un montón de conductores ofreciéndonos cruzarnos la frontera en sus 4×4 rusos.

DSC_1266
Jairo con nuestro conductor y su coche.

IMG_ 113
Ya en Mongolia, jugando una partidilla de billar mientras esperábamos al tren que nos llevaría a la capital, Ulan Bator.

P1100100
En el tren hacía muucho calor. No había aire acondicionado, y como las ventanas tenían que estar abiertas (para no morir deshidratados) y estábamos cruzando el Desierto de Gobi, había polvo por todas partes…

P1100115
El tren tampoco es muy cómodo. Aquí estoy intentado dormir con Pablo y mi libro de coreano.

Día 3: Llegada a Ulan Bator, montando a Camello, y primera noche en una yurta

Después de pasar la noche en el tren, llegamos a Ulan Bator, donde nos recogió Seggie, nuestra guía. Muy poca gente habla inglés en Ulan Bator, y si te vas a las zonas rurales como hicimos nosotros, necesitas un guía o puedes acabar perdido en medio de la nada.

DSC_1389
Mi primera experiencia con un baño mongol… es peor de lo que se ve en la foto :S

P1100203
Montando a camello… y con chanclas!

Día 4: Karakorum y formación rocosa

El cuarto día fuimos a Karakorum, antigua capital del Imperio Mongol.

DSC_1483
Yurta Mongola.

DSC_1515
Una familia mongola típica en el Monasterio Erdene Zuu, en Karakorum.

DSC_1516
Entrada al monasterio.

IMG_ 322
Por primera vez, montando a caballo 🙂

IMG_ 338
Probablemente el mejor arco iris que he visto nunca.

Día 5: Volcán y lago

Este día condujimos un montón. No sé después de cuántos kilómetros, pero finalmente llegamos al Volcán Khorgo. Después de subir a su cima, y bajar hasta cráter, nos fuimos a nadar a un lago cercano, donde pasamos la noche.

P1100335
En la cima del Volcán Khorgo.

DSC_1788
Justo en el cráter del volcán.

DSC_1800
El lago donde nadamos (increíble).

Día 6: Un día en la carretera (carretera por decir algo…)

Más coche… aunque en principio íbamos a parar en otro lago, como el día estaba algo fresco para nadar, decidimos seguir conduciendo de vuelta a Krarakorum, donde pasamos la noche en un campamento para turistas (lo que significa que pudimos disfrutar de una ducha y de váteres occidentales!!).

IMG_ 470
Durante algunos kilómetros llevé nuestro 4×4.

DSC_1854
Puesta de sol en Karakorum.

Día 7: Caballos salvajes en el Parque Nacional de Hustai

Una de las mejores experiencias del viaje. Mongolia es el único país del mundo donde aún pueden verse caballos salvajes. A diferencia del Mustang Americano o el Brumby Australiano, el Caballo Salvaje Mongol, Caballo de Przewalski o símplemente Takhi (que significa “espíritu”, y es como lo llaman los mongoles) nunca en la historia ha podido ser domesticado con éxito.

DSC_1949
Manada de caballos salvajes.

DSC_1955
Los tres aventureros con los caballos salvajes de fondo.

Día 8: Ulan Bator

En nuestro último día en Mongolia decidimos volver a Ulan Bator y hacer las últimas compras antes de ir al aeropuerto y volar de vuelta a Pekín y después a Seúl. Por lo poco que pudimos ver, Ulan Bator no es una ciudad demasiado interesante. Bastante polvorienta por la cercanía del Desierto de Gobi y plagada de edificios viejos y bastante feos, aunque también vimos que la ciudad se está desarrollando rápidamente, con muchos edificios de oficinas en construcción.

DSC_1983
La única foto que hice este día (en una tienda donde se venden todo tipo de productos hechos con lana mongola).. Gracias Seggie! 🙂

Viaje a Shanghai

Ya me vale a mí subir el post del viaje a Shanghai con casi dos meses de retraso… pero bueno, aquí están por fín:D

Tuvimos la suerte de visitar Shanghai durante el Año Nuevo Chino, que se celebra siempre algún día entre el 21 de enero y el 21 de febrero (este año tocó el 7 de febrero), dependiendo de cuándo caiga según el calendario lunisolar.

El resultado fue impresionante. Como país de la pólvora que es, os podéis imaginar la que lían los chinos para año nuevo… en China cualquiera puede comprar no sólo petardos, sino auténticas cargas de pólvora, niños, adultos… la cuestión es armar jaleo, y cuanto más mejor. Sirvan de muestra estos vídeos, grabados justo a las 12 de la noche en cualquier calle de Shanghai:

En cuanto a la ciudad, Shanghai me pareció llena de contrastes, incluso más que Seúl. En cuanto sales del Bund, que es la zona “rica” donde están todos los rascacielos, la impresión es algunas veces la de retroceder unos treinta años en el tiempo, pobreza, edificios feos, suciedad…

Tuve la suerte de coincidir con otros dos becarios ICEX, Alberto (Ho Chi Minh) y Javi (Hong Kong) también de visita, ademas del becario autóctono, Quique. Os invito a que leáis sus blogs y sus posts sobre Shanghai (aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí) mucho más currados que el mío (lo siento, pero es que a mis días les faltan horas…).

También pude volver a ver a Azusa, amiga de mi época americana, con quien también pasé unos días cuando fui a Japón, y que se animó a venirse unos días con nosotros a Shanghai. Tanja, también se animó a venirse desde Seúl aprovechando sus vacaciones.

IMG_2132
En el metro, de izquierda a derecha, Alex, Ciro, Carlos, Itzíar y Jairo.

IMG_2134
Foto de rigor, con el Bund y su Pearl Tower de fondo. Estaba algo nublado, como suele ser normal en Shanghai (tuvimos mucha suerte de que no nos lloviese).

DSC_0521
Uno de los anuncios de toque comunista que Adidas ha sacado con motivo del mundial. (Más anuncios de esta serie en el blog de chinochano.)

IMG_2136
El casi-acabado Shanghai World Financial Center a la izquierda (492 m.) y la Torre Jin Mao a la derecha (421 m., aunque pareza más alta por la perspectiva). Cuando esté acabado, el primero será el edificio más alto del mundo (sin incluir antenas).

DSC_0541
Decoraciones con motivo del Año Nuevo en el Old Town de Shanghai. Por ser Año Nuevo, era festivo en China, lo que explica la cantidad de cabecitas 🙂

IMG_2183
Junto al Old Town estaba el Yuyuan Garden, uno de los más populares de China. Éste es uno de sus lagos.

DSC_0564
El Old Town con la iluminación de noche.

IMG_2221
Cenando con Azusa.

DSC_0628
También fuimos a Zhouzhuang una ciudad a una hora de autobús de Shanghai también conocida como la Venecia china (salvando las distancias…).

DSC_0653
Azusa y Tanja. Me gusta esta foto:)

Podéis ver todas las fotos del viaje (muchas) aquí.

¡Felíz Año de la Rata!