Mi (Antigua) Casa

Tenía unas fotos que hice del piso donde estuve viviendo que quería enseñaos, pero con lo vago que soy para postear, se ha pasado el tiempo y ya ni siquiera vivo allí. De todos modos, aquí tenéis unas fotos de un típico estudio seulita, también conocido como one room (원룸) u officetel (오피스텔). Son estudios donde el dormitorio, sala de estar y cocina comparten el mismo espacio y sólo el cuarto de baño está separado del resto.

Lo curioso de estos apartamentos es que tienen como “marcas”. Por ejemplo, el mío es un Daewoo The O’Ville (대우디오빌) (y sí, en Corea, Daewoo, además de hacer coches, también es una constructora, al igual que Samsung). Hay The O’Ville en distintas partes de Seúl, y todos los The O’Ville son prácticamente iguales, tanto el edificio por fuera como las habitaciones… son como copias de un mismo edificio repartidas por la ciudad.

DSC_4128
Justo desde la puerta de entrada. ¡Bienvenidos!

DSC_4129
Vista de la cocina. Siento el desorden, pero quería sacarlo en su estado natural, con sus cajas de pizza y botellas vacías. La caja de cartón es porque estaba ya de mudanza cuando hice las fotos.

DSC_4131
Vista de la sala principal, con el escritorio, mi súper cama de matrimonio y mi bicicleta.

DSC_4130
Vista desde el lado opuesto. El lío se debe a que estaba haciendo las maletas para volver a España (y a que soy así de desordenado).

DSC_4133
El baño, pequeñito pero bien limpio que lo tenía.

DSC_4135
La ducha, lo que más me gustó del apartamento. En edificios más antiguos la ducha suele estar colgando de la pared del cuarto de baño, sin mampara ni nada, de modo que tienes que ducharte en medio del cuarto de baño, justo al lado del retrete… A esto lo llaman “ducha tradicional coreana”, aunque tradicionalmente los coreanos no tenían ducha, ya que usaban baños públicos. A mí esto no me gustó nada, así que me busqué un apartamento más modernito con ducha “occidental”, como la llaman aquí.

DSC_4136
Por último, la entrada, donde hay que dejar los zapatos antes de entrar. En Corea nunca se entra en una casa con zapatos, que se dejan en la puerta tal y como veis en la foto. Hemos tenido fiestas en las que esta zona de la casa estaba bastante animada (aquí una prueba, en la fiesta de Halloween, en casa de Jairo).

Pues esto es todo de momento, en breve prometo contar más cosas, que tengo bastante que contar 😉